Conoce los agentes participantes del proyecto

Menorca al Plat de l’Escola es un proyecto integral: buscamos la confluencia de todos los actores, para sumar esfuerzos y dar una respuesta global. Las cocineras, los productores y las monitoras de comedor trabajan en coordinación para servir menús saludables y sostenibles a los niños, y acompañar a las familias en el proceso de devolver el valor a los alimentos.

1. Cocinas / Cocineras

En estos momentos, son 3 los caterings adheridos al proyecto. Se trata de tres pequeñas empresas, todas ellas dirigidas por mujeres, que elaboran comidas diariamente en la cocina de tres escuelas, para distribuir posteriormente los menús entre los alumnos de más de 20 centros educativos de la Isla.

En el marco del proyecto, las cocineras han recibido formación sobre cómo planificar un menú para que sea saludable y al mismo tiempo, sostenible, y recursos para aplicar los cambios de forma sencilla.

Elaborar los menús según un calendario de temporada de producto local y ecológico, realizar los pedidos de alimentos directamente a sus productores locales, ajustar las raciones de los platos a las edades del alumnado, aumentar el consumo de legumbres en detrimento de algunas raciones de carne, visualizar y controlar la generación de desperdicio alimentario y de otros residuos y velar por un acompañamiento respetuoso del alumnado en el espacio del mediodía; han sido claves para garantizar un proyecto de economía circular a los comedores escolares.

SON CLAVES

 

  • Menús saludables
  • Menús sostenibles
  • Reducción desperdicio
  • Compra directa al campo
  • 100% cocineras mujeres

2. Productores y productoras

Menorca al Plato de la Escuela es una apuesta por las formas de producción agrícola respetuosas con el entorno y la sociedad. Redirigir el consumo de los comedores escolares hacia los alimentos de producción local es parte de los objetivo del proyecto, especialmente de aquellos producidos por pequeñas familias campesinas que trabajan la tierra bajo criterios agroecológicos.

Junto con productores de la asociación de productores de agricultura ecológica de Menorca se elaboró un calendario de producto de temporada para ser compartido con las cocineras de los comedores escolares, con el objetivo de recuperar la cultura de la estacionalidad de las frutas, verduras y hortalizas y contribuir a la sostenibilidad del sistema alimentario.

Consensuar una lista de precios fijos anuales para cada producto del calendario de temporada ha permitido la compraventa directa entre las cocinas y el campo bajo un clima de respeto mutuo.

SON CLAVES

 

  • Precio fijo anual
  • Calendario de «pagès»
  • Vínculos de confianza
  • Circuito corto

3. Alumnos y familias

La infancia es una etapa de gran interés para promover la adquisición de conocimientos, potenciar habilidades, favorecer la adquisición de hábitos relacionados con una alimentación saludable y sostenible y capacitarlos para que puedan tomar decisiones con plena autonomía en etapas posteriores.

La comida es el vientre más voluminoso del día y tiene una gran importancia nutricional. Es por tanto imprescindible que los comedores escolares cumplan con su función de abastecer al alumnado un menú suficiente y de calidad, que permita satisfacer las necesidades del cuerpo en edad de crecimiento.

Pero el vientre del mediodía en las escuelas representa menos de un 10% de todo lo que comen los niños a lo largo de un año. Es el núcleo familiar donde se produce la esencia del aprendizaje alimentario; educar en una correcta alimentación y hábitos alimentarios saludables y sostenibles es tarea de las familias. Desde Menorca al Plato las acompañamos en coordinación con los comedores escolares, para que tomen conciencia de la importancia de una alimentación sana y sostenible.

SON CLAVES

 

  • Valoraciones de los menús

4. Monitoras y monitores

Las personas que acompañan las comidas de los niños en las escuelas juegan un papel fundamental en la promoción de la salud y el bienestar de los niños. El espacio del comedor va más allá de vigilar y servir comida; otros aspectos como acompañar, respetar, acoger o enseñar son parte del proceso. Y también lo es transmitir a los niños hábitos alimenticios saludables y el valor de los alimentos.

Lo que los niños encuentran en el comedor escolar y dentro del plato debe ser coherente con lo que queremos transmitir; pero también las conversaciones y las maneras de hacer de las monitoras de comedor, que son fundamentales para que el alumnado reciba con buena predisposición las propuestas de cambio hacia menús más sostenibles.

Asimismo, las monitoras de comedor juegan un papel clave a la hora de consensuar medidas a favor de una cultura antimalbaratament alimentario en los comedores escolares. Por este motivo, realizamos cada año un estudio de muestreo de sobres de alimentos aprovechables y estudiamos cuidadosamente los puntos críticos que las generas y prevenibles.

SON CLAVES

 

  • Profesionalización

  • Implicación monitores